Estrenada hace 20 años, «El viaje de Chihiro» fue hasta hace poco la película más taquillera en la historia de Japón.

«Sen to Chihiro no Kamikakushi» (千と千尋の神隠し), o «El viaje de Chihiro» sigue siendo la única película de Anime en ganar un premio Oscar, lo que demuestra su gran recepción alrededor del mundo.

Poster de la película en China

En ella Miyazaki Hayao ha rescatado muchos elementos de la cultura tradicional japonesa, lo que nos permite acercarnos un poco más a este país que tanto amamos.

En esta ocasión te invito a conocer algunos guiños que la película «El Viaje de Chihiro» le ha hecho al arte tradicional japonés, específicamente al arte escénico.

Kasuga-sama y las danzas Bugaku

Los primeros dioses en descender del barco que traen a los clientes de los baños, son los llamados «Kasuga-Sama» (春日様), reconocibles por sus máscaras rectangulares.

Máscaras en el Viaje de Chihiro

Estas máscaras eran utilizadas originalmente en una de las formas escénicas más antiguas de Japón, el «Bugaku» (舞楽), danzas y música de la corte imperial.

Ejemplo de danzas Bugaku

Estas danzas se dividían entre «danzas de la derecha» y «danzas de la izquierda», según por donde ingresaban al escenario los bailarines, y también por su origen.

Las máscaras de Kasuga-Sama correspondían a la danza «Soriko» (蘇利 古), perteneciente al grupo de la derecha, de origen coreano, y que se asociaba a la preparación del sake y su bendición por parte de los dioses.

Danza Soriko

La máscara se conoce como Zōmen (蔵面), y está hecha de papel grueso y seda blanca con rasgos faciales dibujados en ella. Sin embargo, al tratarse de materiales frágiles, generalmente se fabrican máscaras nuevas para cada actuación.

Además, se utiliza un sombrero llamado Kanmuri () sujetado por cordeles al nivel de las mejillas para que no parezca que es un simple papel el que está pegado al rostro.

El nombre «Kasuga-sama» se asocia al Gran Santuario Kasuga (Kasuga Taisha – 春日大社) de la ciudad de Nara, donde justamente se realizaban (y aún se siguen realizando) este tipo de bailes.

A continuación puedes ver un registro de esta danza.

La llegada de los dioses y música de la corte

Si viste el video anterior, te habrás dado cuenta que junto con la danza se escucha una música. Pues ésta se conoce como «Gagaku» (雅楽), también asociada a la corte y a los santuarios shintoístas. De hecho, si visitas alguno, es muy común que puedas escucharla.

Orquesta de Kangen» (管弦)

Pero, ¿ Dónde se puede escuchar esta música en la película?

Si quieres saber el momento exacto, te cuento que debes ir al minuto 17. Ahí vemos cómo los dioses cruzan el puente hacia los baños, y cómo segundos más tarde también lo hacen Haku y Chihiro (esta última aguantando la respiración para no ser descubierta).

El pequeño trozo de música termina justo cuando Rana ve a Chihiro.

Cruzando el Puente en El Viaje de Chihiro
Chihiro cruza el puente aguantando la respiración
Rana descubre a Chihiro

Un término más específico para esta música es «Kangen» (管弦), ya que el Gagaku incluye en realidad danza, canto y música. Kangen corresponde al acompañamiento orquestal, y está conformado por instrumentos de viento, percusión y cuerda.

Aquí podrás apreciar la música y los instrumentos utilizados.

Elementos asociados al Teatro Nō

Con cerca de 700 años de historia, el Nō es el teatro más antiguo de Japón y se caracteriza, entre otras cosas, por sus movimientos lentos y elegantes, el uso de máscaras y su escenario vacío.

Justamente en la película se pueden apreciar dos elementos del «Nō Butai» (能舞台) o escenario de Nō: Kagami-ita (鏡板) y Hashigakari (橋掛).

Kagami-ita 鏡板

Traducido como «espejo de tablas«, corresponde a la pared trasera del escenario en donde siempre se encuentra dibujado un pino.

Kagami-ita (鏡板)

¿Te parece haber visto este pino en «El Viaje de Chihiro»? Pues si pensaste en los mismos baños estás en lo correcto.

Pino en el Viaje de Chihiro

Pero no solo en estas escenas aparece la figura de un pino, sino también desde el principio de la película cuando Chihiro comienzas sus aventuras en este nuevo mundo.

Escenario al principio de la película donde se aprecia un pino detrás del faro
Casa de los Baños en El Viaje de Chihiro
Casa de los baños. Se puede ver un pino al lado derecho de la entrada

Si bien los pinos no pertenecen exclusivamente al mundo del teatro Nō, sí podemos establecer una relación interesante entre los de la película y el del teatro.

Se piensa que el pino dibujado en la pared del teatro Nō representa al pino sagrado “Yōgō” del santuario “Kasuga” de Nara. La palabra «Yōgō” hace referencia a advenimiento o venida de los dioses, por lo tanto, resulta ser un pasaje por donde éstos descendían haciéndose visibles en el escenario a través de la representación de los actores.

Pino en el Nō

Por lo tanto, si lo pensamos bien, en la película los pinos podrían cumplir la misma función que en el Nō, ya que todos ellos nos muestran espacios en donde se espera o se indica la presencia de los dioses, en la escalera desde donde Chihiro ve por primera vez la casa de baños, a la entrada de ésta, y en su interior donde los dioses se bañan.

Hashigakari 橋掛

Algo parecido ocurre con el infaltable puente que une el escenario principal del teatro Nō (Hon Butai本舞台), con el «Cuarto del espejo» (Kagami no ma 鏡の間), espacio no visible al público pero en donde realmente comienza la obra, ya que es aquí donde el actor se pone la máscara y se deja poseer por el personaje.

Hashigakari 橋掛
Actor y músicos en el Kagami no ma – 鏡の間

Lo interesante del Hashigakari es que no es solo un simple puente que conecta dos espacios físicos, sino que además une dos mundos de distinta naturaleza: uno mundano y otro sagrado. A través de él las fuerzas invisibles, los fantasmas, los dioses llegan al mundo de los vivos.

Escena de la obra Funa Benkei donde el fantasma de Taira no Tomomori aparece de forma espectral por el Hashigakari

En el caso de «El Viaje de Chihiro» se podría decir que el puente cumple el mismo papel.

Por ejemplo, es ahí donde ocurre el primer encuentro entre Chihiro, una humana, y Haku, un dios.

El Viaje de Chihiro

Pero Chihiro resulta ser una intrusa, ya que como hemos visto antes, aquel mundo no pertenece a los humanos, y el puente en realidad está destinado para el tránsito de los dioses.

El Viaje de Chihiro

Cruzando el puente comienzan las aventuras de Chihiro, e igualmente terminan ahí, cuando supera el desafío de Yubaba y se despide de los habitantes de ese mundo.

Reminiscencia de la Máscara Nō

Dios del Río

La casa de baños se ve alterada con la llegada de un dios pestilente, pero que gracias al trabajo de Chihiro, se revela su verdadera identidad: era el espíritu de un río.

Dios pestilente

Cuando el espíritu recupera su forma, podemos ver que su rostro se asemeja a la de un anciano, y éste a su vez a una máscara utilizada en la pieza más antigua y sagrada del Nō, Okina (翁).

Pieza Okina

Las máscaras utilizadas son Hakushiki-jō (白式尉) y Kokushiki-jō (黒式尉) blanca y negra respectivamente, y ambas representan a un anciano con cualidades divinas y con poderes benéficos para las personas.

Hakushiki-jō y Kokushiki-jō

A diferencia de las otras máscaras, éstas tienen la mandíbula inferior conectada débilmente por un cordón, moviéndose como consecuencia de los movimientos del actor, y dando la impresión de que la máscara hablase. Este rasgo podemos verlo perfectamente en la película.

Además del parecido físico, el espíritu del río también resulta ser beneficioso, ya que como recompensa deja pepitas de oro y un especie de alimento que ayudará a Chihiro en el futuro.

Si deseas conocer más de las Máscaras , visita mi artículo sobre el tema aquí mismo en el sitio: Máscaras Nō: ¿Conoces realmente su significado?

Interpretando «El Viaje de Chihiro» en papel

Si te han interesado todos estos detalles y te gustaría conocer más, te recomiendo el libro «El mundo invisible de Hayao Miyazaki» de Laura Montero Plata, especializada en Anime y Manga, y que ha dedicado todo un capítulo para el análisis e interpretación del trabajo del director y el folclor japonés.

«El mundo invisible de Hayao Miyazaki» de Laura Montero Plata

La próxima vez que veas El Viaje de Chihiro, te invito a poner especial atención a todos estos guiños que Miyazaki le dedica a la cultura tradicional japonesa, y por qué no, encontrar muchos otros más.