Uno de los grandes sucesos literarios que nos dejó este 2021, fue el regreso a las librerías del escritor japonés Haruki Murakami. ¿Has escuchado hablar de él?

Seguramente más reconocido por sus grandes novelas como «1Q84«, «Kafka en la orilla«, y la famosa «Tokio Blues«, Murakami también ha sido muy prolífero en el género del cuento.

Si eres de aquellos que les cuesta terminar una novela, o prefieres el relato corto, y quisieras comenzar a leer a este autor, a continuación te recomiendo algunos de sus trabajos.

El elefante desaparece

Publicada por TusQuets recién en 2016, se trata de la colección de cuentos más antigua de Murakami.

Quemar graneros

Título inspirado en otro relato de uno de los autores admirados por Murakami, Willian Faulkner.

Vemos aquí constantes de toda la escritura del autor japonés: encuentros con personajes peculiares (un escritor, una chica que estudia pantomima, y un hombre que siente la necesitad de quemar graneros), desapariciones inexplicables, y un montón de cabos sueltos para que el lector pueda sacar sus propias conclusiones.

En 2018, el director surcoreano Lee Chang-dong llevó al cine este cuento bajo el título de «Burning«, el cual puedes ver actualmente en Netflix.

El pájaro que da cuerda y las mujeres del martes

Este cuento se convertiría luego en la novela monumental «Crónica del pájaro que da cuerda al mundo«, considerada por muchos como el mejor trabajo de Murakami. Se trata, justamente, del inicio de la novela, por lo que te puede servir de anticipo para las 903 páginas que tiene.

«Sueño» y «Nuevo ataque a la panadería»

Dos cuentos que también puedes encontrar publicados de forma independiente, editados por Libros del zorro rojo, e ilustrados por la alemana Kat Menschik.

En el primero, una mujer pierde por completo la capacidad de dormir, lo que la lleva a tomar mayor conciencia de su vida en vigilia; mientras que, en el segundo relato, una pareja de recién casados, al sentir una noche un hambre voraz, deciden asaltar el único local que encuentran abierto a esas horas, un McDonald’s.

Ilustración de Kat Menschik. Fotografía © Javi Rose, 2021

Sauce ciego, mujer dormida

Se trata de su colección más extensa, con 24 cuentos que datan desde 1980 a 2005.

Nuevamente te recomiendo dos cuentos que también puedes encontrar ilustrados de forma independiente, esta vez, editados por TusQuets.

«La chica del cumpleaños» y «Tony Takitani»

En «La chica del cumpleaños«, una camarera, el día en que cumple 20 años, vive un extraña experiencia con su jefe que, como regalo, ofrece cumplirle un deseo. Mientras que en «Tony Takitani» nos encontramos con la vida completa de un hombre enfrentado a la soledad y a un constante vacío, y que nos lleva a reflexionar sobre nuetras relaciones en la vida contemporánea.

Además de ser un clásico dentro de los cuentos de Murakami, es importante destacar que Tony Takitani fue su primer relato en ser llevado al cine.

El año de los espaguetis

Cuento breve pero exquisito, donde a través de una acción tan cotidiana como cocinar, Murakami nos invita nuevamente a reflexionar sobre el individualismo de nuestra sociedad contemporánea y la soledad que ésta conlleva.

El mono de Shinagawa

Finalmente, no puedes dejar de leer el último cuento de la colección, donde una mujer recurre a la psicóloga luego de que empezara a olvidar su propio nombre. La razón de este olvido te sorprenderá, y además, uno de los personajes de este cuento es retomado por Murakami en su última publicación.

Después del terremoto

Japón vivió dos eventos traumáticos durante 1995: el ataque de gas sarín en el metro de Tokio (documentado por Murakami en su libro «Underground«), y el terremoto de Kōbe que cobró la vida de 6.500 personas aproximadamente.

En este libro, podemos encontrar 6 cuentos cuyo hilo conductor más obvio es el terremoto antes mencionado. Sin embargo, revisar el título original en japonés, «Kami no Kodomotachi wa mina odoru» ( 神の子どもたちはみな踊る) o, «Todos los hijos de Dios bailan» (nombre del tercer relato), nos lleva a considerar que, en realidad, Murakami no solo pensaba en el desastre natural.

Todos los hijos de Dios bailan

Justamente, este cuento trata sobre un hombre cuya madre se había unido a una congregación religiosa estricta luego de pasar por momentos muy oscuros. El protagonista tuvo que vivir esta vida religiosa durante su infancia, mientras le hacían pensar que era literalmente el hijo de dios.

Asahara Shoko, lider de la secta Aum Shinrinkyo, responsables del atentado con gas sarín.

Este argumento nos hace recordar inevitablemente el atentado con gas sarín en el metro de Tokio, lo que significó un duro golpe para la sociedad japonesa que no logró ver a tiempo el peligro de esta secta religiosa y por qué llegó a formarse.

Escena del documental «Dreaming Murakami»

Rana salva a Tokio

Este se ha convertido, seguramente, en uno de los cuentos más queridos por los fans de Murakami. Prueba de ello son los cientos de fan art que puedes encontrar en la web sobre esta historia.

Aquí, un hombre de lo más corriente es visitado por una rana gigante que le pide ayuda para salvar a Tokio de un futuro terremoto provocado por un Gusano que vive bajo tierra. Fiel reflejo del «mundo murakamiano», en este cuento lo fantástico irrumpe en la realidad.

Fan art de Rana salva Tokio por Yuri Campos

A través de lo irreal, Murakami hace un llamado de atención acerca del tipo de sociedad (en este caso específico la japonesa) que estamos construyendo, y las consecuencias trágicas que puede acarrear.

En 2017 se estrenó el documental «Dreaming Murakami«, donde vemos a Mette Holm en su proceso de traducción de una obra de Murakami al danés, mientras que el personaje de Rana va recitando algunos pasajes del cuento.

Hombres sin mujeres

Los relatos de esta colección son, para muchos, los mejores que ha escrito el autor japonés, con una redacción limpia, y una narrativamente atractiva.

Tomando el título original de Hemingway, Murakami nos presenta 7 historias donde el denominador común son hombres que, por diferentes motivos, se enfrentan a la pérdida de una mujer en su vida.

Sin embargo, no se trata necesariamente de cuentos de amor, sino más bien de las temáticas que ya tan acostumbrados nos tiene el japonés: la soledad, la nostalgia y las oportunidades perdidas.

Drive My Car

Fanático de los Beatles, Murakami titula su cuento con el mismo nombre de la famosa canción. Aquí, un viejo actor contrata a una chica para que le sirva de chofer, ya que a él le han quitado su licencia de conducir.

A través de sus conversaciones, nos enteramos de la vida de este actor, sobre todo de los episodios relacionados con su esposa fallecida y ciertos desengaños.

Este año el cuento fue llevado a la pantalla grande, cosechando muy buenas críticas, y siendo la película pre-nomiada a los premios Oscar.

Samsa enamorado

En este cuento, Murakami le da una vuelta al clásico de Kafka, «La Metamorfosis«.

Un día, un insecto se despierta convertido en Gregor Samsa, debiendo enfrentarse a todas las dificultades que conlleva ser un ser humano, incluido, claro está, el amor, al encontrarse un día con una mujer peculiar.

Hombres sin mujeres

El último cuento resulta realmente un gran cierre para esta colección. Un hombre en plena noche recibe una llamada telefónica donde le informan que una mujer, que alguna vez fue su amante, se había suicidado.

A partir de entonces, el protagonista reflexionará acerca de su pasado, recuerdos que habían permanecido ocultos, y momentos que ya se han ido y que son irrecuperables.

Solo los hombres sin mujeres saben cuán doloroso es, cuánto se sufre por ser un hombre sin mujer. Por perder ese espléndido viento de poniente. Por que te arrebaten eternamente los catorce años.

Haruki Murakami

Primera persona del singular

Se trata de su última publicación, donde la ficción y la realidad parecieran confundirse constantemente en los 8 relatos que conforman la colección.

En estos cuentos, pareciera ser que el mismísimo Murakami se presentara frente al lector.

Llenos de nostalgia, amores, pérdidas y música, elementos siempre recurrentes en la prosa del japonés, el lector estará siempre en la duda si se trata de autobiografía o pura invención.

With the Beatles

Nuevamente Murakami deja en claro su gusto por el grupo británico, no solo por el título, sino porque en este cuento su música se convierte en una especie de banda sonora. Amores súbitos, primerizos, y una dulce juventud que dejó a muchos en el camino.

Confesiones de un mono de Shinagawa

Murakami aquí rescata al personaje de su cuento anterior «El mono de Shinagawa».

Un hombre hace un viaje a un pueblo de aguas termales. Al estar todos los lugares llenos, debe alojarse en un viejo hostal donde es atendido por un mono que habla. Lejos de asustarse, el hombre siente curiosidad por el animal, y le pide que le cuente sobre su vida.

Primera persona del singular

El protagonista de esta historia tiene la afición de, al estar solo, ponerse sus viejos trajes de etiqueta ya en desuso, y que mantiene en el armario. Un día, sale a un bar vestido con uno de sus trajes y es extrañamente increpado por una mujer que lo acusa de haber hecho algo terrible a una amiga suya.

La memoria y la identidad son las temáticas de este relato que cierra, la que es hasta el momento, la última colección de cuentos de Haruki Murakami.

Fotografía © Javi Rose, 2021